Plaça Major

Los años noventa llegaban a su fin (sí hijo, sí, hace veinte años) y el rollo bizarro se llevaba mucho. Azucarillo Kings, junto al Chaval de la Peca y Fundación Tony Manero, se dedicaron a hacer bailar a propios y extraños con versiones que se pasaban de la rumba a la disco. Pixies, Blur, Rod Stewart, David Bowie, Deep Purple, Supertramp… No había nadie que se le resistiera a los Azucarillo, y en sus conciertos bailaba hasta el apuntador.

Ahora, después de haberse gastado todo el dinero que ganaron, vuelven de su retiro en Miami para reencontrarse con ese público, esas canciones y esos estribillos. ¡Vuelven los Azucarillo!